¿QuÉ necesitamos saber antes de cambiar los Canalones?

Ene. 2021

 

Los canalones forman parte importante de la estructura de todas las viviendas. Aunque también son uno de los elementos que menos atención parecen recibir. En ocasiones, solo se les hace mantenimiento o reparación cuando están atascados, averiados y representan un riesgo para las personas.
Sin embargo, estas piezas ameritan atención tanto por la seguridad, como por la apariencia que ofrecen. Ahora bien, ¿necesitamos saber algo antes de cambiar los canalones? Sin duda que sí. Y a continuación, hablaremos sobre qué detalles importantes necesitas conocer.

Cual es la pintura correcta para tu casa

 

¿Qué debes saber antes de cambiar los canalones?

La decisión de cambiar los canalones aunque no parezca tan complicada ni de tanta importancia, nos obliga en cambio a señalar que sí hay varios factores involucrados en ello que afectarán al presupuesto. Por eso, antes de tomar la decisión, es recomendable evaluar los siguientes aspectos. Estos te darán una orientación acertada sobre qué puedes hacer.

Por qué necesitas cambiar los canalones

Una de las razones de peso para cambiar los canalones tiene que ver con la seguridad de todos y de la estructura. Aunque suelen ser piezas no tan pesadas, si estas se desprenden y caen, pueden ocasionar daños a la integridad física de alguien. Esto las convierte en un verdadero peligro.
Y no debemos dejar de lado el efecto que tienen en la apariencia de la fachada. Cuando los canalones están dañados, el agua cae sobre las paredes y termina afectando su buena imagen. Además, ver unos canalones con aspecto descuidado, transmite una mala impresión de las viviendas, de los vecinos y de los propietarios.

Qué tipo de material debes utilizar

Si es necesario reemplazar los canalones porque están deteriorados, hay que evaluar el tipo de material a utilizar. Algunos materiales son más resistentes y duraderos, idóneos para soportar las condiciones del clima y la humedad. Estos serían el reemplazo adecuado para la estructura.
Dentro de estos materiales podemos destacar el PVC, la chapa y el aluminio. Estos son muy utilizados en el campo de la construcción porque tienen diferentes cualidades. Por ejemplo, hacen que el mantenimiento sea mucho más sencillo y rápido. Y su vida útil es también más larga.

Cuál es el presupuesto más acertado

El presupuesto es uno de los factores importantes que se deben analizar. En estos casos, para instalar canalones los precios se estiman en función de los metros o la longitud de estos. Por ello, si la casa es grande y es necesario hacer reemplazo de todos o gran parte de estos, eso influirá en el presupuesto.
Además, según el material que elijas, algunos serán más costosos que otros. Siendo así, es recomendable elegir materiales que garanticen una mayor vida útil. De esa manera, la inversión, aunque pueda parecer alta en ese momento, te aliviará de realizar el gasto nuevamente en poco tiempo.

Quiénes deben realizar el cambio de los canalones

Algunas personas consideran que haciendo por cuenta propia el cambio o reparación (o con personas allegadas aficionadas), se ahorran un poco de dinero. Sin embargo, no podemos olvidar que estas actividades requieren de personal con experiencia. De lo contrario, cualquier fallo en la instalación, simplemente va a afectar su buen funcionamiento.
Debido a eso, los más indicados para realizar el cambio son las empresas especializadas en este sector. Con ellas tienes la confianza de que obtendrás buenos resultados. Además, al contar con personal responsable, la garantía cubrirá cualquier desperfecto existente. Así, resulta ser la mejor opción.

 
¿Cuándo es necesario cambiar los canalones?

¿Es posible saber cuándo es el momento oportuno para realizar el cambio de los canalones? Sí es posible saberlo. Y podemos destacar que esto no tiene que ver únicamente con el tiempo que lleven instalados. En algunas zonas pudieran experimentar más daños que en otras. Por eso, estar atentos a las indicaciones visibles, nos da una idea más clara del momento de hacer el ajuste.
Estas son algunas de las señales más notables:

Marcas de óxido y grietas

La presencia del óxido en varias secciones es una indicación del daño que se está ocasionando. Y cuando el óxido se ha extendido, resulta difícil intervenir mediante una reparación. De igual manera, las grietas dejan ver que es tiempo de hacer un cambio en las partes dañadas. Claro está, cuando estas son de gran tamaño se considera que no es momento de reparar sino de reemplazar.

Canalones sueltos por el paso del tiempo

 El paso del tiempo influye negativamente en la apariencia y la duración de los canalones. Uno de los efectos más visibles se percibe en los anclajes de estas piezas. Estos comienzan a soltarse hasta el punto de que no pueden sostener con seguridad los canalones. Si después de una revisión se percibe que los anclajes no podrán aguantar más tiempo, será el momento de hacer el cambio.

Existen riesgos para la estructura

La estructura en general puede verse afectada por unos canalones dañados. El desprendimiento de estos termina representando un peso mayor para el resto de la estructura. En caso de mantenerse así por más tiempo, una lluvia o una fuerte brisa pudieran desencadenar un daño mayor. Para prevenir que esto ocurra, se evalúa la opción de reemplazar de inmediato las partes averiadas.

Desgaste del material

Las adversidades del clima son la causa principal de los desgastes en los canalones. Debido a esto, dejan de cumplir la función básica y no desplazan el agua de manera adecuada. Por ello, si se observa un desgaste amplio en una o varias partes del canalón, se debe considerar el cambio. Es una manera de corregir a tiempo una situación delicada.

Una manera de prevenir daños mayores en los canalones

La función que desempeñan los canalones es fundamental para mantener la buena apariencia de toda vivienda. Ayudan a prevenir filtraciones, erosiones, daños en la pintura entre otros. Debido a esto, lo mejor es darles atención de manera constante para prevenir daños y gastos mayores. Y existe una solución adecuada con la que podrás olvidarte de su mal funcionamiento.
La mejor recomendación es hacer un mantenimiento a tiempo. Los expertos recomiendan hacer una inspección regular para determinar el estado en que se encuentran. Así también se determina si hace falta un reemplazo o no. Hacerlo así una vez al año te ayuda a prevenir daños mayores.
Y si eliges ir de la mano de personal especializado en este campo, con total seguridad conseguirás mejores resultados. La inversión será accesible, la garantía será mayor y conseguirás una mejor apariencia. Por ello, al realizar el mantenimiento oportuno disfrutas de los beneficios y tranquilidad correspondientes. Prevenir y actuar a tiempo.