tipos de tejados para casas

Mar. 2021

 

La construcción de tejados y sus reformas son tareas indispensables en las viviendas. Conseguir una mayor protección de las condiciones climáticas y de otros elementos, les han otorgado un valor especial. Por eso, al momento de elegir un tipo de tejado para la casa es conveniente conocer las diferentes opciones. ¿Cuántos tipos de tejados existen? ¿Cómo diferenciar la mejor alternativa para el hogar?

Los diferentes tipos de tejados para casas según sus diseños

 

El tejado de una vivienda desempeña una función clave en la protección y seguridad de todos.
Siendo así, al pensar en una construcción o reforma de esta sección hay que saber elegir. Es decir, evaluar bien el tipo de diseño que mejor favorecerá la instalación en casa. Esto se hace pensando en la durabilidad que tendrá y en reducir los riesgos para la vivienda.

Por otro lado, el tejado se puede adaptar a los gustos de cada usuario. Se han creado diferentes diseños para que cada persona elija y consiga el aspecto llamativo y destacado que desea. Existen estilos para todos los gustos. Ahora, ¿cuáles son los principales tipos de tejados que se encuentran?

 
Los tejados planos

Como su nombre lo indica es de un estilo plano, aunque se le coloca una leve inclinación. La inclinación en muy mínima, hasta el punto de ser imperceptible a la vista. Sin embargo, favorece el que las aguas de lluvias no queden estancadas allí y representen riesgos de daños. Es uno de los estilos más utilizados porque aporta un toque minimalista a la vivienda.

Características y ventajas del tejado plano
 Al ser plano resulta fácil de adaptar a la forma de la casa.
 Facilita en gran manera su limpieza y mantenimiento.
 Al no contar con ninguna inclinación, simplemente reduce los riesgos al mínimo.
 Es idóneo cuando se combina con vigas de madera o cristaleras.
 Adecuado principalmente para climas cálidos.
 Es muy útil la impermeabilización como una prevención ante goteras y filtraciones.

 
Tejados inclinados

A diferencia del tipo de tejado plano, este estilo siempre tendrá una inclinación. Por lo general, se elige porque permite de manera directa la eliminación del agua de lluvia. Impide que esta pueda estancarse y provocar algún tipo de daño. Además, aporta vistosidad a la vivienda porque sus diseños son muy llamativos. Se han separado en varios modelos para satisfacer los intereses de cada persona. Entre estos, los siguientes:

Los tejados a un agua
Este modelo también es conocido como tejados a una vertiente. Tiene la inclinación en uno solo de sus lados, dejando una parte más elevada que la otra. Es decir, el otro lado del tejado estará en línea recta. Es una opción singular cuando se piensa en prevenir la acumulación del agua. Permite que esta se deslice de manera inmediata. Además, brinda una apariencia llamativa y destacada.

Los tejados a dos aguas
El tejado a dos aguas se divide en dos secciones. Por lo general, se coloca la sección más alta en el centro de la vivienda. Ahora bien, no es la única opción, pues también existen otras alternativas para adaptarse al usuario. Es un modelo bastante útil porque previene la humedad, las goteras y otras dificultades. Además, se considera idóneo para zonas donde la nieve y el agua son comunes.

Los tejados a cuatro aguas
Es un modelo de tejado que duplica al de dos aguas. En este caso se colocan cuatro secciones que se unen en el centro de la vivienda. Es decir, el tejado adquiere cuatro caras de la misma dimensión con una inclinación de 45 grados. Su comportamiento ante los elementos de la lluvia y la nieve lo convierten en un modelo funcional. Y puede ser construido con casi cualquier tipo de material.

Los faldones
Son los tejados que se componen de más de cuatro secciones en el techo. Se convierte en un modelo diferente porque no exige que tenga la misma inclinación en cada vertiente. Ofrece sus ventajas al no mantener el agua o la nieve, reduciendo así los riesgos sobre el tejado. Pero se utiliza principalmente en viviendas poco convencionales o de características menos regulares.

Tipos de tejados según el material utilizado para la teja

Las tejas pueden conseguirse en diferentes tipos de materiales. Estos se adaptan de manera objetiva a la protección y al aislamiento que se desea. Además, brindan la oportunidad de crear estilos y aspectos llamativos. Pero siempre se busca el de mejor calidad y durabilidad. Algunos de los materiales más utilizados, son los siguientes:

Tejas hechas de arcilla
La arcilla es uno de los materiales más demandados porque es accesible y de menor mantenimiento. Su durabilidad está comprobada pues, también resiste las fuertes lluvias y la severidad del clima.

Estas se endurecen al pasar un determinado tiempo en el horno. Y pueden conseguirse en diferentes presentaciones, tanto mixtas, como planas y curvas. Sin embargo, no son tan resistentes ante fuertes impactos.

Tejas hechas con hormigón
Este modelo tiene una apariencia similar a las tejas de arcilla. Solo que es un tipo de teja mucho más resistente ante impactos y condiciones climáticas. Su durabilidad es tan alta que, en lugares como Alemania se venden con garantía de 30 años.

Es un estilo que favorece la apariencia y la estética de la casa. Su diseño es elegante y le da vida a la imagen que se deseas trasmitir. Además, se presenta en una gran variedad de colores que se pueden combinar con los gustos de todos.

Tejas hechas con pizarra
Son tejas hechas con pizarra o roca molida. Estas son uno de los tipos más resistentes y duraderos. Soportan con facilidad y sin el menor daño golpes o condiciones adversas del clima.
Por eso, colocarlas en zonas con climas extremos es una decisión acertada. Estos pueden ser cálidos o fríos.

Es común encontrarlas en tamaños y formas estándar. Sin embargo, es posible contar con dimensiones, estilos y pigmentos variados. De esta manera se hace adaptable a cualquier tipo de escenario ofreciendo una apariencia de lujo.

Tejas hechas con PVC
Este tipo de tejas surge ante la necesidad de proteger la casa y también para embellecer el entorno. Aunque está hecha en base a plástico, resulta bastante resistente tanto a golpes como a lluvias y humedad.

La apariencia que transmite fortalece el atractivo de la vivienda. Su acabado estético resalta por encima de otros materiales utilizados. Y pueden mantenerse como nuevas con una limpieza periódica y sencilla, pues son piezas lavables.


Aspectos indispensables de un tejado

Al elegir un tejado para casa se deben evaluar tres elementos indispensables. De ellos dependerán la funcionalidad, la durabilidad y el confort. Por eso, además de solo pensar en la apariencia que se va a proyectar, también se requiere un trabajo acertado:
1. La ventilación: reduce la presencia y aparición de musgos y hongos. Además, retiene el agua por menos tiempo, eliminando la humedad.
2. El aislamiento térmico: es indispensable para conseguir un menor consumo energético en el hogar. Así, se permite una mejor administración de las temperaturas.
3. La impermeabilización: es una opción que brinda mayor protección al tejado. Extiende el
rendimiento porque elimina cualquier presencia de humedad, hongos y otros.

Cómo elegir el tipo de tejado adecuado para la vivienda

Un tejado idóneo para la vivienda se puede elegir según algunos tips claves. Estos ayudan a comprender si el que se está pensando será la mejor opción. Las siguientes dos recomendaciones pueden ser de utilidad:

Evaluando el clima de la zona

Las condiciones climáticas ayudan a determinar el mejor tejado. Por ejemplo, para climas más calurosos vendría bien colocar un tejado plano. Mientras que en zonas lluviosas o con mucha nieve resultarían idóneos los tejados inclinados.

El mantenimiento que requiere el tejado

Según el tipo de ambiente donde se vive, el mantenimiento del tejado será mayor o menos exigente. Por ello, conviene evaluar cuánto se tendrá que invertir en su cuidado y prevención. Los costes a corto y largo plazo también ayudan a elegir el más adecuado.

Elige el tipo de tejado idóneo con la asesoría de profesionales

Ante tanta variedad de opciones en tipos de tejados para casas es indispensable la ayuda profesional. Establecer el mejor sistema en la vivienda o restaurarlo mediante una reforma implica conocer bien sobre estos. Por eso, si vas a construir o a reformar el tejado, busca a personal especializado. Con GARMO IMPERMEABILIZACIONES los resultados serán duraderos, accesibles y confortables.